jueves, 8 de octubre de 2009

Un Guzmán ''el bueno''reciente.




21 de Julio de 1936 empieza el asedio de los Republicanos al Alcázar de Toledo. Cándido Cabello Encabezaba a los republicanos, y al mando del Alcázar estaba el General Moscardó

El 23 de julio (tan solo dos días después de empezar el asedio) Cándido Cabello tiene una idea para forzar la rendición de Moscardó. Manda aprehender al hijo del General y lo llama por teléfono. La conversación fue la siguiente:

Son ustedes responsables de los crímenes y de todo lo que está ocurriendo en Toledo y le doy un plazo de diez minutos para que rinda el Alcázar, de no hacerlo fusilaré a su hijo Luis, que lo tengo aquí a mi lado.

Lo creo.

Y para que vea que es verdad, ahora se pone al aparato.

Papá.

¿Qué hay hijo mío?

Nada, que dicen que me van a fusilar si el Alcázar no se rinde, pero no te preocupes por mí.

Si es cierto, encomienda tu alma a Dios, da un viva a España y serás un héroe que muere por ella. ¡Adiós hijo mío, un beso muy fuerte!

¡Adiós papá, un beso muy fuerte!

(Dirigiéndose a Cándido) Puede ahorrarse el plazo que me ha dado, puesto que el Alcázar no se rendirá jamás.

El PP-SOE no puede cambiar la historia, ni ocultárnosla. En su esfuerzo de demonizar a Franco, y beatificar a los muertos republicanos en la guerra civil, quieren ocultarnos la historia. pueden comprobarlo aqui: http://www.elpais.com/articulo/espana/simbolos/franquistas/d...

Cuanto tardaremos en entender que fué una guerra sin buenos ni malos. Todos necesitaban ganar porque en la batalla se jugaban su vida, pero solo podía ganar uno, que no fué ni mejor ni peor que los que perdieron.

Hoy es un día triste para la historia de España porque nos van a quitar un trozo más. La Ministra de Defensa Carmen Chacón ha ordenado que no se abra al público el Despacho del General Moscardó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada