martes, 20 de octubre de 2009

De laude spanae




San Isidoro de Sevilla, el más importante representante de la cultura en la época visigoda, en su "De Laude Spaniae":
"De todas las tierras, cuantas hay desde Occidente hasta la India, tú eres la más hermosa, ¡oh sacra España, madre siempre feliz de príncipes y de pueblos! Bien se te puede llamar reina de todas las provincias....; tu honor y ornamento del mundo, la más ilustre porción de la tierra, en quien la gloriosa fecundidad de la raza goda se recrea y florece. Natura se mostró pródiga en enriquecerte; tú, exuberante en frutas, henchida de vides, alegre en mieses..., tú abundas de todo, asentada deliciosamente en los climas del mundo, ni tostada por los ardores del sol, ni arrecida por glacial inclemencia....Tú vences al Alfeo en caballos, y al Clitumno en ganados; no envidias los sotos y los pastos de Etruria, ni los bosques de Arcadia... Rica también en hijos, produces los príncipes imperantes, a la vez que la púrpura y las piedras preciosas para adornarlos. Con razón te codició Roma, cabeza de las gentes, y aunque te desposó la vencedora fortaleza Romulea, después el florentísimo pueblo godo, tras victoriosas peregrinaciones por otras partes del orbe, a ti amó, a ti raptó, y te goza ahora con segura felicidad, entre la pompa regia y el fausto del Imperio". San Isidoro escribió esto muchos siglos antes de que existiera Castilla, Aragón, Cataluña, Valencia, Portugal.....Por supuesto no hace falta decir que en aquella época España era toda la península. Los habitantes de la península, ya fueran de origen visigodo o hispanoromano, tenían un concepto de España claro, era su tierra, su patria, su nación y todos los habitantes de la península eran compatriotas, eran españoles. Así que los habitantes de las tierras de lo que hoy es Portugal ya eran españoles mucho antes de que Portugal existiera. Después de la invasión musulmana las casas nobiliarias que reinaron sobre los reinos cristianos eran de ascendencia visigoda, porque en esa ascendencia basaban su legitimidad para ser reyes, como nuestro famoso Don Pelayo, que era un noble visigodo, nieto del rey Recesvinto. Los diferentes reinos medievales españoles, fueron los instrumentos usados para recuperar la integridad y la unidad de España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada