lunes, 2 de noviembre de 2009

Camaradería.




Amistad o relación cordial que mantienen entre sí los buenos camaradas. Esto nos lleva a buscar lo que significa camarada: Persona que anda en compañía con otras, tratándose con amistad y confianza. Los buenos camaradas comen, duermen y comparten todo lo imaginable, dolores, felicidaz, penurias y glorias, llegando a convertirse en hermanos. Sólo los que hayan servido en el ejército o hayan formado parte de un equipo en algún deporte saben lo que realmente esta palabra siginifica: Sacrificar todo por el hombre que está destrás tuyo, darlo todo por los que están a tu lado; no importanta el por qué, solamenten importa que los has ayudado, tal y como ellos te han solicitado. Sí un camarada te pide un calcetín, gustosamente se lo darás, si te pide el casco, ningún problema tendrás para prestárselo. El camarada te confiará todo lo que tiene porque sabe que no te hecharás atrás cuándo él solicite tu intervención en su favor en una situación que lo está comprometiendo. Si hay que dar la vida por los camaradas, no hay porque dudar. Jamás se los deja atrás pues son tus hermanos.


Por vueltas que da la vida resido en Norte América y juego al Fútbol Yanki. Juego que es mucho más complicado de lo que a simple vista parece y para el cual se necesita más seso que músculo. Entre los miembros del equipo, jamás hubo (la temporada se ha acabado) malas palabras o chanzas, si algún camarada necesitaba cualquier clase de ayuda, todos tratábamos de ayudar; hoy por tí mañana por mí. Los verdaderos camaradas desarrollan un cógido de comportamiento propio, el cual no es entendido por los ajenos a dicha ''tribu''. Jamás dude de que el hombre que estaba a mi lado no fuera a hacer su trabajo o estar en su posición. Jamás dude en que los ''Line Bakers'' pararían la carrera o que mi camara ''safety'' no pararía al enemigo una vez este había pasado toda nuestra defensa. Como ellos tampoco dudaron un solo instante en que no pararía un carrera que se iba escapando de nuestra defensa por mi lado o que un paso no sería cortado sino estaba yo en ese lado. Al terminar ''la batalla'' la hubieramos ganado o perdido todos nos felicitábamos, o nos reconfortábamos. Siempre estuvismo dispuestos a darlo todo tanto dentro como fuera del campo, la vida si hubiera sido necesario.


En los días que corren la camaradería está muy infravalorada porque no reporta dinero y, en el egoísmo que campo por nuestra civilización, no nos apetece sacrificarnos por el resto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada