lunes, 7 de diciembre de 2009

Decían los antiguos....




Algo que siempre me fascinó y hasta el momento no supe contestar fue porque los antiguos decían aquello de: Es mejor morir joven que viejo. Hoy creo haber llegado a la conclusión; al morir joven el hombre no ha tenido tiempo de errar por lo que sus logros, gloria y honor estarán intactos durante la eternidad, esa cosa que tanto tememos. Mejor morir luchando, que agonizando en un hospital, en la juventud aun gozamos de cierta igenuidad, que nos es arrebatada por la edad. No estaba en clase de Filosofía o ''ética'', sencillamente estaba en la cafetería del colegio (o high school, para que nos estedamo mejor)escuchando a mis amigos hablar sobre que buenas están esas rubias o como retozaría con esa morena. Como el aburrimiento estaba llegando a grandes límites me he puesto a divagar y EUREKA, allí lo tengo. No sé si es cierto o no, y tampoco es que me intere saberlo, aún. Llegado el caso de tener que elegir un personaje histórico, siempre elegiría: Alejandro Magno,San Luis Rey de Francia Don Juan de Austria o El cardenal-Infante don Fernando no Julio César, Carlomagno o el Cid. Murieron jóvenes, conocieron la gloria y no tuvieron tiempo de errar. Son en cierto modo, algo más que humanos, ya que si errar es humano, ellos no lo fueron, no se equivocaron. A todos aquellos que quieran tener un larga vida: ¿De qué os sirve ésta si no está acompañada por el honor?, no sirve de nada, lo que se recordará será tu honor, no tu cara. Empecemos a dejar de temer a la muerte. Muramos jóvenes por España, que es nuestra madre, la única inmortal que tenemos, la que siempre estará allí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada